Inicio / Opinión de socios / ¿La esclavitud se incrustó en nuestro ADN?
¿La esclavitud se incrustó en nuestro ADN?

¿La esclavitud se incrustó en nuestro ADN?

Resulta que percibo que existe una esclavitud moderna, y peor aún, cuando es exhibida al esclavo, este suele ofenderse, creo que es una declaración fuerte, pero por increíble que parezca, me he topado con que es una realidad. Las actividades productivas tras cientos de años se han aceptado histórica y culturalmente, tanto así que hablar algo fuera de estos términos parece apocalíptico, ofensivo e inquisitivo.

En que piensas cuando escuchas la palabra “esclavo”, “esclavitud”?
Es probable que esas palabras nos transporten a la edad media, incluso que nos imaginemos al esclavo con rasgos “raciales” muy específicos y determinados, pero ¿qué es en realidad?
Se supone que la “esclavitud” fue erradicada, al menos de manera legal, pero recordemos, y mas hoy en día, que la legalidad es un termino que especifica; que actividades y prácticas no pueden ser mal vistas o castigadas, vamos, ese grupo de personas deciden que se puede y que no se puede hacer, esto lo establecen como “leyes” y así las practicas permitidas por las leyes se definen como legales, por cierto, al grupo de personas a las que me refiero son generalmente en las personas con influencia en los poderes de gobierno de las naciones.

Para tener mas claro, ¿que es esclavitud?, se define como “situación por la cual una persona (el esclavo) es propiedad de otra (el amo); es una forma particular de relaciones de producción”.
“Su origen histórico proviene de la práctica de aprovechar como mano de obra a los cautivos en las guerras, como alternativa a otra posibilidad también usual: sacrificarlos”.

Y ¿quién es un esclavo?, persona que por estar bajo el dominio de otra carece de libertad completamente sometido a un deber, pasión, afecto, vicio, etc. del que no es capaz de independizarse.

Empiezan a ver hacia donde voy?
La verdad es que vivimos en un sistema económico que supone que no existe la esclavitud, ya que en este país no puedes estar bajo el dominio de ninguna persona, se supone. Cuando estas trabajando, siempre eres libre de renunciar y buscar otro trabajo, otra empresa, o incluso de dedicarte a una actividad por tu cuenta, en términos románticos, convertirte en empresario.
Y si somos libres de tomar esas decisiones, luego entonces, si es cierto que no existe la esclavitud, ¿cierto?. Sin embargo un esclavo puede estar sometido a “algo” no necesariamente a “alguien”, en el sistema económico que nos tocó vivir definitivamente hay algo a lo que estamos sometidos, si no lo crees, dime, ¿que pasaría si durante tres años dejas de trabajar y nadie a tu alrededor te quiere dar dinero?, parece una pregunta ridícula, incluso yo no lo creía, pero hay quienes se ofenden al hablar de este tipo de preguntas.
Puedes prescindir del trabajo, pero no puedes prescindir del dinero, sin embargo, un político diría “tienes la libertad de dejar de trabajar en el momento que quieres y sembrar tus propios alimentos”, pero, ¿Estás dispuesto a hacerlo? creo que sabemos la respuesta, estas sentado en una computadora leyendo esto.

Aquí hay un punto sensible, “podemos prescindir del trabajo, pero no del dinero”. Si esto es así, ¿porqué creemos que el dinero nos dará libertad?, sobre todo cuando creemos que trabajar o delinquir son las únicas dos formas de obtener dinero. Delinquir te lleva a la ilegalidad y entonces podrías perder la “libertad”, o al menos, lo que te queda de ella. Entonces, ¿El trabajo es acaso el único camino hacia la libertad? Creo que si, sin embargo aquí es donde entramos en confusión, ya que trabajos hay muchos y modalidades de ingresos también.

El problema viene cuando en busca de la libertad nos volvemos esclavos del trabajo, y precisamente esta esclavitud es legal, podrás pasar el resto de tu vida siendo un esclavo si no hacemos algo al respecto, no me refiero a una revolución armada, que ésta también pondría en riesgo nuestra integridad física y de nuevo, lo que nos queda de libertad.

¿Te ha pasado que no puedes tomar vacaciones digamos unas 15 veces al año?, ¿te ha pasado que no puedes asistir a una reunión familiar o de amigos porque estas ocupado con tu trabajo?, no tiene nada de malo, lo malo es cuando tienes ganas de ir, pero no puedes, “tienes que trabajar”. Uno de tus mejores amigos se casa en Cancun un miércoles a las 12 del día en Mayo y tu no puedes asistir o porque no tienes dinero o porque no tienes vacaciones, además ¿A quién se le ocurre casarse en Cancun un miércoles?. El caso es que te empiezas a dar cuenta que no tienes total libertad, si es así, bueno ya es un paso, porque lo creas o no, me he topado con personas que no podrían llegar hasta este punto de lectura porque ya se habrían ofendido. Y creo que eso se debe a que la esclavitud se ha incrustado en nuestra información genética, es evidente que existe esta esclavitud, algunos no logran siquiera verla.

Aprender a jugar al capitalismo de forma legal, que nos lleve a la libertad de manera rápida, no es fácil, sobre todo porque juegan las emociones. Pareciera que el tema del trabajo y el dinero es independiente de las emociones, pero en realidad son temas 100% emocionales. Supongo que existen muchos métodos para lograr esa independencia, sin embargo, también me he topado con quienes defienden la idea de que la única forma de subsistir es trabajando 12 horas diarias y si quieres mejor calidad de vida, tienes que trabajar más, unas 14 horas diarias y así sucesivamente, trabajar los domingos, trabajar las vacaciones, o simplemente no tener vacaciones. Y tienen razón, si crees que esa es la única forma, déjame decirte que tienes razón, yo solo diría que vivir y subsistir no es lo mismo. Si crees que no, entonces también tienes razón, ojalá hayas encontrado el camino, y si sigues en busca de el, cuenta conmigo para caminar juntos en esa búsqueda, estamos en el mismo sendero. Creo que vivir con libertad te permite disfrutar el trabajo y experimentar mas emociones que te hacen crecer, esas emociones que te hacen inundar el pecho de gozo y sentirte grande, y mas cuando te siente grande con los que te rodean, también esas emociones difíciles que te fortalecen y te lleven a tener esa resiliencia en todos los aspectos, porque después de una etapa difícil superada, el placer de ser mas grande que los retos es muy enriquecedor. Si sabes de lo que estoy hablando es porque así lo crees, si no sabes de lo que hablo, te invito a que empieces a buscarlo.

Para concluir, quiero pensar que no esta incrustada en nuestro ADN la esclavitud, quiero creer que es una idea arraigada culturalmente y que las ideas culturales por mas milenarias que sean pueden ser moldeadas y modernizadas, incluso erradicadas, quiero creer que tenemos el poder del libre albedrío y de decisión sobre los aspectos culturales que no nos dejan llevar una vida plena.

Jorge Delgado

Twitter: @YotchMX

Acerca Jorge Delgado

Volver arriba
El Directorio de Negocios corre gracias a Business Directory Plugin